Serveis Bàsics d’Atenció Social

Les oficines dels Serveis Socials de Reus són la finestra d’entrada dels ciutadans a l’atenció primària i també als diversos programes i serveis adreçats a millorar les condicions de vida, reduir les desigualtats i augmentar l’autonomia de les persones.

Els Serveis Socials són oberts a tots els ciutadans i per garantir-ne l’accés tenen les seves oficines distribuïdes entre els cinc districtes de la ciutat. Des d’aquestes oficines, que estan instal·lades majoritàriament als centres cívics, es fa la primera acollida  en tots els casos i també atenció continuada en la major part d’elles.
Els Serveis Socials de l’Ajuntament de Reus tenen un servei telefònic de cita prèvia, que centralitza totes les demandes d’entrevista amb un/a treballador/a social o educador/a social. Per a la cita prèvia cal trucar al número de telèfon 977 010 034,  de 8 del matí a 2 de la tarda de dilluns a divendres.
 
El servei telefònic de cita prèvia pretén:
  • Facilitar un contacte més directe amb els Serveis Socials
  • Guanyar en rapidesa i immediatesa
  • Evitar desplaçaments al ciutadà
  • Orientar a les persones a quin servei s’han d’adreçar

S’inicia la construcció del pas elevat de vianants a l’avinguda del President Company – carrer Sol i Ortega

La Brigada Municipal comença avui els treballs per a la construcció d’un pas de vianants elevat, just davat del carrer Sol i Ortega. Les obres duraran un parell de setmanes i tenen un cost de 18.701,94 euros.

Aquesta intervenció respon principalment a les sol·licituds fetes al consistori per part dels veïns dels barris de Sant Josep Obrer, Mas Abelló i Mas Pellicer.

El carrer Sol i Ortega és un dels carrers més utilitzats pels reusencs que viuen en aquests barris de la ciutat per creuar i endinsar-se cap al centre de Reus. La falta d’un pas de vianants a l’avinguda del President Macià, just davant del carrer Sol i Ortega, obligava els veïns ha desplaçar-se fins als passos de vianants situats a les rotondes més properes, que són la del camí de Tarragona i/o la de la via de Bellissens. Alguns ciutadans, però, també creuaven l’avinguda pel punt on ara es construiex el pas de vianants, produint situacions de perill tant per a ells com per als vehicles que circulaven.

Obres al barri Sant Josep Obrer

Continúen les obres de millorament del accés al pont vell i les capçaleres dels carrer Mare de Deu dels Desemparats i Lleó XIII. Aquest projecte consisteixen en:
 
  • Enjardinament, vorera i terra de l’accés dels carrer Lleó XII i MD. Desemparats amb el pont vell
  • Pavimentació del lateral que dona accés al pont vell des del carrer del Treball.
  • Instal·lació enllumenat públic.
  • Mur contenció i acabaments entre el dos ponts.
Aquesta actuació, reclamada pels veïns a l’alcalde en la seva darrera visita al barri, l’està  desenvolupant la regidoria de Vià Pública amb la supervisió de l’Àrea de Urbanisme.

La presencia policial crece en Sant Josep Obrer gracias al Hospital

A pesar de ello, la problemática sigue siendo la misma y los vecinos critican que las leyes son demasiado blandas.

Los vecinos del barrio Sant Josep Obrer confiaban en que la llegada del nuevo Hospital contribuiría a mejorar su imagen. Ahora ya hace varios meses que el centro sanitario abrió sus puertas y, aunque su problemática sigue siendo la misma -marcada principalmente por el tráfico de drogas-, numerosos vecinos y comerciantes aseguran que la presencia policial ha incrementado considerablemente, un hecho que ven con buenos ojos y que califican como un paso adelante para esta zona, que a día de hoy es una de las más degradadas de la ciudad.
«Ahora vienen muchas más patrullas, y estamos satisfechos de la tarea de los agentes». Así lo explicó Mariola Robles, que trabaja en una cafetería ubicada en la calle principal y asegura no tener ninguna queja de los cuerpos policiales. «Ellos se juegan el físico cada día y hacen un trabajo impecable, con más vigilancia y mano dura. El problema no es la policía, sino las leyes, que parece que no sean de verdad», lamentaba. Y es que hace tan sólo unos días entraron a robar en su establecimiento y los agentes cazaron ‘in fraganti’ a los ladrones. «Ahora, los delincuentes ya están libres y esto no tendría que haber sucedido», criticaba Robles, manifestando su indignación con el sistema judicial.
Desde la farmacia del barrio también han percibido un incremento de presencia policial, pero lamentan que, aunque pasen más vehículos de los Mossos d’Esquadra o de la Guàrdia Urbana, todavía son escasos los agentes que patrullan a pie por sus calles, según apuntó el propietario del negocio, Anton Brufau.
Pero, aunque la presencia de agentes sea mayor, la problemática en Sant Josep Obrer sigue siendo la misma, y los residentes lamentan que en verano se acentúa todavía más. «De día todo está más o menos tranquilo, pero por las noches la cosa se complica, con suciedad, ruidos y, a menudo peleas», lamentaba Brufau, quien ve complicado que la imagen de Sant Josep Obrer cambie, como mínimo en un corto período de  tiempo. Y es que el hecho de que sea una zona alejada del centro de la ciudad la ha convertido en un foco donde los actos delictivos están a la orden del día. De hecho, en los últimos años han sido muchos los vecinos que se han cansado de convivir con estos conflictos constantes y han decidido dejar el barrio.
 
Más actividad
A pesar de los alborotos diarios, algunos establecimientos han notado un incremento en su volumen de actividad desde que el Hospital abrió sus puertas, como por ejemplo la cafetería Lo més bo de los Barjas, donde aseguran que han ganado nueva clientela con trabajadores y usuarios del equipamiento sanitario. De todas formas, algunos comerciantes reconocen que se esperaban más movimiento con la llegada del equipamiento, pero que lo único que han visto es que pasan más vehículos, ya sean particulares o los buses urbanos.
Maria Dolores Espinosa, residente en el barrio, no ha percibido un gran cambio, pero sí un poco más de actividad. Ella asegura que vive tranquila, y que, si bien hay problemas en el barrio, «también los hay en el centro de la ciudad». Los vecinos reconocen también que la mayoría de la  gente que tiene que ir andando hasta el Hospital utiliza otros caminos, como por ejemplo Mas Iglesias, y que por ello el movimiento no es mucho más del que había. De todas formas, son varios los que consideran que había más actividad durante los años en que se estuvo construyendo el edificio.
diaridetarragona.com

El nuevo pabellón de Mas Iglesias estará listo a finales de 2012

El ayuntamiento ha aprobado esta misma semana el proyecto que permitirá la construcción de este nuevo complejo polideportivo, anexo al Institut Roseta Mauri. El coste de la obra ascenderá hasta 2,65 millones de euros, 1,3 de los cuales corren a cargo de la Generalitat

Mas Iglesias tendrá listo el nuevo pabellón polideportivo a finales del próximo 2012. De hecho, la Junta de Govern Local ha aprobado  esta misma semana el proyecto de las obras de construcción de este equipamiento que, junto a la nueva biblioteca municipal Pere Anguera, pretende dar una nueva centralidad a la zona sud de la ciudad. La previsión es que los trabajos empiecen en breve.
El complejo, bautizado con el nombre de El Molinet, se levantará de forma anexa al futuro Institut Roseta Mauri -cuyas obras están en marcha y corren a cargo del Departament d’Ensenyament de la Generalitat-, desde donde tendrá acceso directo para uso escolar a pesar de disponer también de un acceso público para otros usuarios en la avenida de Josep Pla. Además, tendrá un espacio de juego de 25×44 metros que permitirá que se realicen distintas prácticas deportivas, y contará también con una sala polivalente y con un rocódromo.
 Por lo que concierne a los servicios, el pabellón de Mas Iglesias dispondrá de cuatro vestuarios de equipo, dos para árbitros, una sala de control, un almacén y una gradería que tendrá capacidad para dos centenares de espectadores.
A pesar de los efectos de la crisis económica, el proyecto pretende ser ambicioso ya se ha pensado con la vista puesta en el futuro. Y es que hasta 1.200 metros cuadrados estarán destinados a la futura ampliación de servicios deportivos en caso que se considere necesario debido a la demanda.
Más de dos millones
La inversión prevista para tirar hacia delante esta actuación es de 2,65 millones de euros, 1,3 de los cuales los aporta el Govern de la Generalitat a través de una subvención.
El consistorio apuesta especialmente por esta actuación, y la ve como un importante eje por su vertiente estratégica y deportiva. Forma parte del Eix Educatiu Esportiu formado por la Escola Eduard Toda, el Institut Roseta Mauri y la proximidad del campus universitario de Bellissens, junto a equipamientos deportivos como el Camp de Futbol, las pistas polideportivas anexas a la escuela y el mismo pabellón.
diaridetarragona.com